¡NOS TRASLADAMOS! A PARTIR DEL 28 DE AGOSTO NOS VEMOS EN Av. SANTA COLOMA 27

Abfracción dental por bruxismo: Efectos, tratamiento y prevención

La abfracción dental es un problema dental que afecta a muchas personas en todo el mundo, y que puede tener efectos tanto estéticos como de salud dental. Suele estar relacionada con el bruxismo, un hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes. Desde Sonría Clínica Dental, explicaremos en profundidad qué es, sus efectos estéticos y de salud dental, así como las opciones de tratamiento y prevención disponibles.

¿Qué es la abfracción dental?

Se refiere a la pérdida de tejido, o desgaste, dental en la parte cervical (cerca de la encía) de un diente. Esta pérdida de tejido se produce gradualmente y se caracteriza por la formación de pequeñas grietas o fisuras en la superficie del diente. Estas grietas suelen ser en forma de cuña y pueden afectar a varios dientes a la vez. Suele ser más común en los dientes molares y premolares.

Causas de la abfracción dental

Una de las causas más usuales es el bruxismo, que es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, especialmente durante la noche. El bruxismo ejerce una presión excesiva sobre los dientes, lo que puede llevar a la pérdida de tejido dental en la zona cervical. Además del bruxismo, otras posibles causas incluyen la erosión ácida, el cepillado dental excesivamente agresivo y la mala alimentación.

Efectos estéticos de la abfracción dental

Uno de los efectos más visibles es el impacto en la estética de la sonrisa. Las grietas o fisuras en los dientes pueden hacer que estos luzcan desgastados y envejecidos. Además, la pérdida de tejido dental en la zona cervical puede dar lugar a la exposición de la dentina, que es una capa más suave y amarillenta que se encuentra debajo del esmalte dental. Esto puede hacer que los dientes se vean más amarillos y aumentar la sensibilidad dental.

La abfracción dental también puede dar lugar a la aparición de espacios entre los dientes, lo que puede afectar negativamente a la alineación de la sonrisa y la mordida. En consecuencia, los efectos estéticos pueden afectar la autoestima de una persona y su confianza en su apariencia.

Efectos en la salud dental

Además de los efectos estéticos, también puede tener consecuencias para la salud dental. La pérdida de tejido dental en la zona cervical puede aumentar la sensibilidad dental, lo que significa que los dientes pueden volverse más sensibles al calor, al frío y a los alimentos dulces o ácidos. Esta sensibilidad puede ser incómoda y desencadenar molestias al comer o beber.

Además, la abfracción dental puede aumentar el riesgo de caries dentales, ya que la pérdida de tejido dental deja los dientes más vulnerables a la acción de las bacterias y los ácidos presentes en la boca. Si no se trata adecuadamente, las caries pueden avanzar y requerir tratamientos más invasivos, como empastes o endodoncias.

Tratamiento de la abfracción dental

El tratamiento depende de la gravedad de la afección y de la causa subyacente. En casos leves, el dentista puede recomendar el uso de pastas dentales diseñadas para reducir la sensibilidad dental y cambios en la técnica de cepillado para evitar una mayor abrasión de los dientes. En casos más graves, es posible que se requiera la restauración de los dientes afectados.

Para restaurar los dientes afectados, el dentista puede utilizar técnicas como la colocación de resina compuesta o la corona dental. La elección del tratamiento dependerá de la extensión del problema y de la salud general del diente.

Prevención de la abfracción dental

La prevención es fundamental para evitarla. Aquí hay algunas medidas que pueden ayudar a prevenir esta afección:

  • Controlar el bruxismo: Si se sospecha que el bruxismo es la causa, es importante buscar tratamiento. El dentista puede recomendar el empleo de férulas nocturnas para proteger los dientes durante el sueño.
  • Cepillado y técnica de cepillado: Es esencial cepillarse los dientes con una técnica suave y usar un cepillo de dientes de cerdas suaves. Evitar el cepillado agresivo puede ayudar a prevenir la abrasión dental.
  • Evitar alimentos ácidos: Reducir el consumo de alimentos y bebidas ácidas puede ayudar a prevenir la erosión dental, que a su vez reduce su riesgo.
  • Visitas regulares al dentista: Las revisiones dentales regulares permiten detectar problemas dentales en etapas tempranas y abordarlos antes de que se agraven.
  • Buena higiene oral: Mantener una buena higiene oral, que incluye la utilización del hilo dental y enjuagues bucales adecuados, es esencial para prevenir problemas dentales.

Si padeces de este problema o quieres consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Dr. José Mª de Febrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *