La xerostomía o síndrome de la boca seca es la sensación subjetiva de sequedad bucal debido a un mal funcionamiento de las glándulas salivales. Sin embargo, las causas de la xerostomía pueden manifestarse en una disminución de la saliva o de un cambio en la composición orgánica de este líquido.

La presencia de saliva en la boca es muy importante para diferentes funciones, como puede ser el habla, la masticación o la deglución alimenticia. Mantener hidratados los tejidos bucales es fundamental para hacer funcionar el aparato digestivo y la regulación de bacterias, ya que un nivel óptimo de saliva regula el desequilibrio de microorganismos.

Principales causas de la xerostomía

El síndrome de la boca seca está presente en 1 de cada 5 adultos, según fuentes clínicas, lo que se traduce en un porcentaje del 20% de la población entre 18 y 30 años; en los mayores de 50 años, el total es del 40%.  Algunas de las principales causas son:

  • Períodos largos de hablar en público. Al vocalizar de forma continuada las palabras durante un período prolongado de tiempo se produce una disminución de saliva y se necesita la ingesta de líquidos.
  • El estrés y la ansiedad. Una afectación del sistema nervioso central contribuye a la afectación de órganos y glándulas corporales, entre ellas las salivales.
  • Enfermedades sistémicas como la diabetes es una de las causas de la xerostomía más frecuentes.
  • Estar sometido a terapias contra el cáncer, pues los fármacos de la quimioterapia transforman la naturaleza de la saliva y afectan a la cantidad generada.
  • La ausencia de dientes. Las personas que han perdido bastantes piezas bucales padecen generalmente xerostomía. Al disminuirse los estímulos bucales producidos por los dientes, la cantidad de saliva generada es menor.
  • No mantener una dieta equilibrada y abusar de los hidratos de carbono o no ingerir suficientes frutas o verduras se puede manifestar en una falta de saliva.
  • El consumo de tabaco, alcohol o marihuana disminuye la secreción salival, ya que inhibe la transmisión de impulsos nerviosos.

Un tratamiento odontológico

Las personas que padecen xerostomía pueden encontrar en la odontología la ayuda necesaria para aliviar su estado bucal. En primer lugar, se han de detectar las razones que producen la falta de salivación y si es un proceso reversible o irreversible.

Es importante averiguar si la actividad glandular se puede estimular mecánica, química o gustativamente. Para ello, se pueden usar formulaciones con Betaína, Xilitol, Aloe Vera o Fluoruro sódico integrándose en la higiene bucal diaria para favorecer a los agentes humectantes.

Aún así, una de las causas más frecuentes de boca seca están relacionadas con una mala praxis bucodental. Mantener una higiene adecuada es fundamental no solo para mantener los dientes sanos sino también para salivar adecuadamente y, de ahí, cuidar el resto del organismo.