Si se le ha diagnosticado gingivitis o periodontitis, que consiste en una inflamación de los tejidos que soportan el diente el tratamiento a realizar es el curetaje.

La causa de esta enfermedad es la formación de sarro, y sus primeros síntomas son la inflamación de las encías y sangrado.

Para facilitar el tratamiento de curetaje le recomendamos seguir los siguientes pasos:

-Utilizar el cepillo de dientes de forma habitual

-Incluya el uso de hilo dental en su higiene.

-Haga enjuagues con una solución de 1 vaso de agua + 1 cucharada de agua oxigenada los días previos al tratamiento. Esto ayudara a desinfectar la encía, disminuir el sangrado durante el tratamiento y una remisión más eficaz del sarro.

Una vez realizados los curetajes deberá hacer visitas periódicas a su dentista para verificar la salud de sus encías pero es básico estar concienciados de que para que realmente tenga éxito el tratamiento el paciente tiene que adquirir el hábito de lavarse los dientes correctamente y utilizar el hilo dental a diario.