Cuando tuve mi primer hijo me aprovisioné de todo tipo de material que me dijera que era lo mejor para mi bebé. Leí todo tipo de revistas que me hablaban de los cuidados del bebé y me llamaban la atención los artículos que hablaban sobre la salida de los dientes ya que viene relacionado con mi profesión.

Siempre decían que la salida de los dientes causan ciertos síntomas. En cambio en odontología siempre nos han dicho que la salida de los dientes no dan ningún síntoma.

Con la cabeza hecha un lio pregunté a los colegas y todos decían lo mismo. Los dientes no producen ninguna molestia en el bebe. (Tampoco eran padres en esos momentos)

Pues hacia los 3-4 meses mi bebé empezó a usarme como mordedor. Todo le venía bien, mis dedos, mi barbilla, mis orejas; lástima que la baba de mi pequeño no me sirviera de mascarilla sino hacia un 2×1. Y ahí estaban las abuelas: _ eso es que está enhuesando!!! Y yo mujer de ciencia y después de siempre haber escuchado en mi profesión que los dientes no causan síntomas me las miraba escépticamente.
Pero así continuamos hasta los cinco meses; babeando y mordiendo. Da igual lo mona que yo fuera que parecía que llevaba una colección de chapas en la camisa.

Y un buen día tras una noche movidita, de insomnio y lloros llego el primer diente de mi bebé y sus primeras fiebres seguidas de sus primeras anginas. Por lo que no podía sacar ninguna conclusión. El peque pasó mala noche porque estaba incubando las anginas o el proceso de salir el diente le bajó tanto las defensas que cogió anginas? Era imposible explicarlo.

Pero el episodio se fue repitiendo con cada diente. Unas veces tuvo fiebre y moquitos y otras diarreas. Pero nada concluyente para decir que el proceso de salir los dientes puede causar ciertos síntomas porque en el caso de mi bebé siempre iba acompañado luego de algo más.

Así que basándome en mi propia experiencia y aunque los miles de libros y artículos que me he leído en mis noches de insomnio digan que no; yo creo que cuando tantas veces el mismo patrón se repite y aunque la ciencia no haya podido encontrar ningún tipo de conexión que lo explique ; cuando a un bebe le van a salir los dientes hay ciertos síntomas que se repiten:

Un aumento de la producción de la baba;
Se pueden producir heces más blandas;
Se puede dar una subida de la temperatura corporal,
Puede estar más irritable,
Se les puede irritar el culete
Pueden comer menos de lo normal.

Desgraciadamente no hay nada que podamos hacer por ellos más que darles mordedores fresquitos, un poquito de antiinflamatorio que nos puede recomendar el pediatra y mucho cariño. Pero antes de desanimaros deciros que es una etapa más y que todo pasa.