Cada vez son más frecuentes los casos de bruxismo. Se trata de un problema que se produce al apretar y/o rechinar los dientes de manera inconsciente, especialmente durante las horas de sueño.

Los altos niveles de estrés actual provocan que cada vez sean más las personas que bruxan, a menudo sin percatarse.

Si estás leyendo este artículo y te preguntas si puedes ser tu caso. Está muy atento y comprueba si padeces alguno de estos síntomas:

  • Desgaste dental:
  • Un buen “truco” es comprobar si tus caninos tienen realmente forma de colmillo o por el contrario presentan una base lisa. Suele ser la primera pieza que acusa el desgaste.
  • También podemos encontrar el desgaste en los cuellos de los dientes.
  • Dolores intensos de cabeza o cuello especialmente al despertar
  • Molestia en las articulaciones de la mandíbula.
  • Durante el sueño rechinas los dientes.
  • Ante una actividad que te produce estrés, párate y piensa si tiendes a apretar la mandíbula.

Como ya hemos comentado se trata de un acto inconsciente, es decir, que no puede ser controlado por el paciente por ello para evitar que estos síntomas avancen se aconseja el uso de férulas de descarga que evitan que los dientes se desgasten, la mandíbula se relaje y la presión muscular sea más leve.