Los brackets autoligables se han convertido en una gran alternativa a los tratamientos de ortodoncia tradicional por su mayor comodidad, menos necesidad de revisiones o mejor higiene bucal entre otras ventajas.

A diferencia de otros tratamientos los brackets autoligables no emplean ligaduras externas para unirlos con el arco encargado de ejercer la presión en los dientes para llevarlos a su correcta posición. La ligazón entre lo brackets y el arco tensor se realiza mediante un mecanismo que está incorporado al propio bracket.

En el mercado existen diferentes marcas de brackets autoligables: La más conocida  Sistema Damon , de la casa Ormco o Smart-Clip de 3M y otras, pero la idea es siempre la misma: el bracket dispone de un sistema metálico que inserta el alambre en el bracket, sin necesidad de elásticos ni gomas.

Y aquí  es donde comienzan las ventajas de los brackets autoligables.

Ventajas de los brackests autoligables.

1º Como se elimina la necesidad de elásticos se evitan desgastes y desajustes de la ortodoncia, por lo que las visitas al ortodoncista se espacian (en lugar de venir a la clínica una vez al mes se puede venir cada 2 meses o cada 2 meses y medio para realizar los ajustes), las visitas son más rápidas en la clínica y los tratamientos son ligeramente más rápidos.

2º  Los brackets autoligables tienen una limpieza más sencilla y generan menos placa dental que los brackets tradicionales,  lo que favorece una mejor higiene buco dental durante del tratamiento

3º El tratamiento con brackes autoligables es ligeramente inferior al realizado con brackets convencionales La duración la establecerá el ortodoncista cuando realice la planificación de cada caso particular y depende, sobre todo, de la maloclusión de cada paciente, pero por norma general un intervalo de entre 12 y .24 meses.

Inconvenientes de los brackes autoligables

Básicamente, el principal inconveniente de los brackests autoligables se centra en el coste algo mayor inicial al de un tratamiento con brackets tradicionales con elásticos.

De todas formas, siempre debe valorar el ahorro de tiempo que le ofrece una ortodoncia con estos brackets compensa este sobre coste inicial.

  • Menor duración tratamiento
  • Menos visitas de revisión
  • Visitas más rápidas

Si estás interesado en mejorar tu sonrisa y salud dental con un tratamiento de ortodoncia con brackets autoligables puedes pedir visita en nuestras clínicas dentales en Barcelona y Santa Coloma donde tras una primera visita gratuita con nuestro ortodoncista te informaremos de las ventajas e inconvenientes de los brackets autoligables en tu caso concreto.