En estas fechas acostumbramos a hacer excesos y comer fuera de casa saliéndonos de nuestras costumbres y horarios habituales, pero hay ciertos alimentos que tendríamos que tener siempre presentes porque nos van a ayudar a tener unos dientes más sanos y a  evitar la aparición de determinadas enfermedades  como por ejemplo:

Agua: Favorece la hidratación de las encías y estimula la producción de saliva que neutraliza las bacterias.

Queso y en general todos los lácteos: son ricos en fósforo y calcio, dos minerales indispensables para la salud de nuestros dientes.

Manzana: Ayuda a disminuir las caries porque contiene un antioxidante que ejerce una función anti-bacteriana.

Apio: Tiene que masticarse en crudo y estimula la producción de saliva.

Té verde: las catequinas del té ayudan a matar las bacterias de la boca y disminuyen las caries.

Kiwi: Contiene mucha vitamina C que es importante para mantener el colágeno en las encías y evitar enfermedades periodontales.

Cebolla: sus efectos son mejor cuando está cruda porque contiene sustancias anti-bactericidas.

Perejil: Contiene una sustancia denominada monoterpeno que neutraliza el mal aliento.

En general hay que llevar una dieta equilibrada para ayudar al bienestar y funcionalidad correcta de todo nuestro organismo, pero no está demás tener siempre presentes estos alimentos sea la fecha que sea para ayudar a nuestros dientes y encías sin olvidar que hay que realizar una visita al dentista al menos una vez al año.